Una sangrienta represión dejó al menos 16 manifestantes muertos en protestas

Una sangrienta represión dejó al menos 16 manifestantes muertos en protestas
La crisis no cesa en Myanmar desde que el Ejército derrocó a Suu Kyi, el 1 de febrero, lo que desató un levantamiento masivo en el que diariamente centenares de miles de personas protestan pidiendo el retorno a la democracia.