La dictadura de Myanmar desata un baño de sangre contra las protestas pacíficas

La dictadura de Myanmar desata un baño de sangre contra las protestas pacíficas
La jornada más violenta desde el golpe de Estado del 1 de febrero ha dejado en todo el país al menos 18 muertos, decenas de heridos y medio millar de detenidos. Frente a las protestas, el gobierno desató una represion militar inusitada.