Hasta ahora, los Juegos Olímpicos sólo habían cedido ante la guerra

Hasta ahora, los Juegos Olímpicos sólo habían cedido ante la guerra