El Sindicato de Empleados Públicos se declaró en estado de conflicto